Jueves, 09 Noviembre 2017 00:00

Países pobres sobrellevan la carga más pesada de los efectos del cambio climático

 
Valora este artículo
(0 votos)
Aumento de la temperatura global incrementa las probabilidades de que se produzcan lluvias intensas, sequías y otros fenómenos extremos Aumento de la temperatura global incrementa las probabilidades de que se produzcan lluvias intensas, sequías y otros fenómenos extremos FOTO OXFAM
 

¿Qué dice el papa?

Papa

El Papa tiene razón al llamar la atención sobre el problema del cambio climático en su Encíclica sobre el medio ambiente. El cambio climático es, sin dudas, un problema mundial con graves consecuencias. Pero este es un caso de "problema correcto, solución equivocada".

El Papa menosprecia a quienes tienen "fe ciega" en los avances tecnológicos como una solución al cambio climático. En cambio, su Encíclica declara que el mundo debe dejar de consumir tanto. Esto, dice, ayudará a las personas pobres que son las que pueden verse más afectadas por el calentamiento global.

La Encíclica del Papa Francisco está con razón preocupada en ayudar a los más pobres del mundo. El cambio climático tendrá un impacto mayor en las personas más pobres. Pero esto es cierto para casi todo reto significativo en la Tierra. La pregunta es, entonces, qué políticas e inversiones harían la mayor diferencia para los más vulnerables. A esta pregunta, la Encíclica del Papa proporciona las respuestas incorrectas. barra GRIS335

 

Berlín.-  En la ciudad alemana de Boom prosiguela cumbre sobre cambio climático de la ONU (COP23) que tiene como principal motivo la revisión y aplicabilidad del Acuerdo de Paris.

Los habitantes de los países empobrecidos tienen cinco veces más probabilidades de verse obligados a abandonar sus hogares a causa de fenómenos meteorológicos extremos que aquellos de las naciones ricas, señala un informe de la organización humanitaria Oxfam, presentado este jueves.

De acuerdo con el estudio, entre los años 2008 y 2016 tuvieron que buscar refugio a causa de tormentas e inundaciones de promedio unos 14 millones de personas al año en los países pobres -un 0,42 por ciento de la población-.

En los países desarrollados se vieron afectados en cambio un millón de personas de media, es decir un 0,08 por ciento de la población, indica el texto, titulado "Uprooted by Climate Change" ("Desarraigados por el cambio climático").

El informe no toma en cuenta a aquellas personas que debieron abandonar sus lugares de residencia de manera permanente por situaciones extremas a largo plazo como sequías. Tampoco se tuvieron en cuenta otras catástrofes naturales como erupciones volcánicas o terremotos.

Es cierto que las tormentas y sequías no son solamente causa del cambio climático, subraya Oxfam, pero los expertos opinan que el aumento de la temperatura global incrementa las probabilidades de que se produzcan lluvias intensas, sequías y otros fenómenos extremos.

"El cambio climático empeora el problema del hambre y la pobreza y obliga a más y más personas a huir y abandonar su hogar", dijo el experto en clima de Oxfam Jan Kowalzig. "Para colmo los afectados prácticamente no contribuyen al cambio climático, pese a lo cual quedan a menudo en la ruina tras las catástrofes".

Las exigencias de algunos políticos de limitar la inmigración en los países desarrollados, como ocurre por ejemplo ahora en Alemania, son cínicas, subrayó Kowalzig, porque con sus centrales de carbón Alemania contribuye al cambio climático y a arruinar las condiciones de vida de las personas en los países pobres.

Pobres 2Irma dejó un rastro de devastación en República Dominicana. Más de 24.000 personas fueron evacuadas y más de 2.000 casas fueron dañadas/Foto Fran Afonso / Oxfam

Efectos en la salud

La Organización Mundial de la Meteorología (OMM) alertó sobre las olas de calor registradas en los últimos días en el mundo y advirtió que se puede haber producido un nuevo récord de temperatura en Oriente Medio.

La comisión de salud y protección del clima de la revista "Lancet", de la que forman partes investigadores del clima, médicos y economistas, sostiene que se debe insistir mucho más en la protección del clima para evitar una emergencia sanitaria mundial.

  El límite de dos grados de aumento de la temperatura respecto a los niveles anteriores a la revolución industrial está considerado como el máximo asumible para evitar consecuencias catastróficas para el clima y la población mundial.  


Esta investigación, realizada entre 2000 y 2016, concluye que unos 125 millones de personas mayores de 65 años estuvieron expuestos a olas de calor con determinadas consecuencias para su salud, como en el sistema cardiovascular.

  Niños
El número de personas que sufren directamente las consecuencias de las olas de calor podría alcanzar los 1.000 millones en 2050
 

El número de personas que sufren directamente las consecuencias de las olas de calor podría alcanzar los 1.000 millones en 2050, advierten los expertos.

Además, el aumento de las temperaturas ha conducido a que la productividad laboral en las zonas rurales haya disminuido un 5,3 por ciento en el mismo periodo de tiempo en personas que realizan trabajos que exigen un esfuerzo físico.


"Los estadios para el Mundial de Fútbol en Qatar están siendo construidos por la noche con luz artificial, pero esto no es posible en la agricultura en África", dijo Anthony Costello, uno de los directores de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al mismo tiempo aumenta la propagación del dengue, puesto que los mosquitos responsables de su transmisión cada vez aparecen en más zonas. Cada década se duplica el número de personas que enferman de dengue. Esta fiebre tropical es la enfermedad que se propaga a más velocidad del mundo.

Pese a los dramáticos resultados, sigue habiendo señales esperanzadoras, destacan los expertos. Por ejemplo, una larga serie de países de todo el mundo se preparan para abandonar el uso de los combustibles fósiles. Además, sigue aumentando el uso de energías renovables.

 Objetivos de la cumbre

 La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP23) tiene como objetivo impulsar la aplicación del histórico Acuerdo de París a pesar de la anunciada salida de Estados Unidos.

La importancia del acuerdo climático vinculante sellado en diciembre de 2015, ratificado ya por 169 miembros, entre ellos Alemania y la Unión Europea, radica en que se acabe implementando, para lo que hay que negociar aún los detalles.

CumbreEn Bonn se trata de acordar la letra pequeña del acuerdo de París

Para ello, hasta el próximo 17 de noviembre, 197 países debatirán para acordar un sistema de reglas que sirva para medir, comparar y comprobar si los objetivos del clima efectivamente se están cumpliendo en cada país.

"No hay duda de que 2015 fue un año especial, porque se cerró el Acuerdo de París, pero hablamos de un proceso de más de 20 años. No se debe olvidar. En Bonn tenemos ante nosotros un paso importante, que es necesario para poder implementar el Acuerdo de París", declaró la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, la mexicana Patricia Espinosa, en una entrevista publicada esta semana en el diario alemán "Frankfurter Allgemeine Zeitung".

En Bonn se trata de acordar la letra pequeña del acuerdo de París, los instrumentos legales que deberán aprobarse en la Cumbre del Clima de 2018 en Polonia. Uno de los puntos que más controversia genera es el que se refiere a las diferencias que se deben estipular entre los países industrializados y los países en desarrollo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

48 países acuerdan eliminar los combustibles fósiles para mitigar los efectos del cambio climático

barra 4naranja220

El negacionismo climático de Trump oscurece acuerdo global por el planeta

barra 4naranja220

Allá y aquí: resistencia al extractivismo

barra 4naranja220

 

La cumbre, organizada por Alemania pero presidida por Fiyi, será la primera reunión tras el anuncio de Estados Unidos de abandonar el Acuerdo de París y, por consiguiente, de cerrar el grifo de las contribuciones financieras al fondo para el clima de Naciones Unidas.

La decisión de la Administración de Donald Trump llevó al resto de líderes mundiales a cerrar filas a favor del clima y recordar que el Acuerdo de París, cuyo objetivo es limitar el calentamiento global a menos de dos grados centígrados en comparación con la época preindustrial, es "irreversible".

Estados Unidos podrá abandonar el acuerdo tras un largo proceso de separación y probablemente recién cuando Trump ya no sea presidente, después de las elecciones de 2020.

El límite de dos grados de aumento de la temperatura respecto a los niveles anteriores a la revolución industrial está considerado como el máximo asumible para evitar consecuencias catastróficas para el clima y la población mundial. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la temperatura de la Tierra ya es 1,2 grados más alta que en la época anterior a la industrialización. (DPA/ONU)

Visto 1371 veces Modificado por última vez en Lunes, 13 Noviembre 2017 18:53

“La inversión extranjera es bienvenida, pero siempre bajo control del Estado venezolano”, dijo el recién designado ministro de Des...

La dirigente del Movev, Pastora Medina, rechazó las fallas técnicas y la falta de respuesta por sanear los –al menos- 17 botes de ...

El exsenador y autor de las normas ambientales de la Constitución Nacional, Alexander Luzardo, sostuvo que el Ejecutivo estaba en ...

La organización no gubernamental (ONG) Kapé Kapé recordó que un proyecto que involucre tierras indígenas debería contar con la apr...

Las comunidades se organizan para elegir un nuevo cacique de la etnia Piaroa, pues al actual lo acusan de falsificar firmas para a...